Excelente
6818 Valoraciones
Trustpilot 4 stars
  • Blog
  • Favoritos
  • Tus pedidos

Cómo elegir el seguro de moto (barato). 6 consejos a tener en cuenta

Planeta motero 11 abril, 2019

Hablamos de…

Te damos unos consejos para elegir y contratar el mejor seguro de moto para ti.

Elegir el seguro de moto no es sencillo: hay muchas pólizas de seguro que comparar y cláusulas a tener en cuenta… ¡y los precios! Afortunadamente, existen numerosos comparadores de seguros, pero aún así hay indagar bien hasta encontrar el mejor seguro de moto para ti.

Tipos de seguros de moto. ¿Cuál me conviene más?

Conocer el mercado de los seguros de moto y unos términos básicos nos ayudará a navegar y salir airosos del ‘papeleo’ obligatorio y entender qué necesitamos.

  • A terceros básico: la opción más económica, el seguro de moto a terceros incluye la cobertura de gastos ocasionados por un accidente provocado por otro conductor (el denominado ‘tercero’); la aseguradora se hará cargo los gastos que te causen como víctima del accidente, tanto personales como del vehículo. Este tipo de seguro incluye la Responsabilidad Civil Obligatoria (los daños que tu puedes causar a un tercero), que es lo mínimo que exige la Ley para poder circular. A veces, también incluye la Responsabilidad Civil Voluntaria, un suplemento un poco más completo en daños cubierto, y los gastos en defensa jurídica y en reclamación de daños.
  • A terceros ampliado: un formato popular, donde podemos añadir coberturas adicionales al seguro a terceros básico. Sin dispararnos el presupuesto, el seguro de moto a terceros ampliado es una solución perfecta para tener un seguro ‘personalizado’ a lo que más nos interese, pero debemos escoger bien que coberturas se adaptan mejor a nuestras necesidades.
  • A todo riego con franquicia: el seguro a todo riesgo te cubre daños propios. Esto incluye todo tipo de incidencias que puedas tener, tanto como causante de un accidente o como víctima y también otros tipos de daños al vehículo aunque sean consecuencia de una caída tuya y demás situaciones donde eres el culpable. Este tipo de seguro es ideal cuando estrenas moto nueva, ya que incluye indemnización en caso de siniestro total, incendio, robo, etc. Desafortunadamente, apenas hay compañías que ofrezcan un seguro a todo riesgo sin franquicia, donde la aseguradora cubre todos los gastos sin importar la cantidad. Por eso, este tipo de seguro casi siempre incluye una franquicia: se trata de una cantidad mínima que, en caso de daño, cubres de tu bolsillo; si se supera esta cantidad, el seguro se encarga del resto de la factura. Por ejemplo: con una franquicia de 300€, si tenemos daños por un valor de 1500€ en la moto, nosotros pagaremos 300€ y los 1200€ restantes los cubrirá el seguro. Si el daño no supera esos 300€, lo deberemos pagar íntegramente nosotros.

consejos-elegir-seguro-moto-2

Elige la mejor cobertura para tu seguro de moto

El mejor seguro es aquel que cubre mejor tus necesidades y no necesariamente el que lo cubre todo; no es necesario pagar por servicio que quizá nunca usemos. Para ello, debemos tener claro varios factores:

Antigüedad y valor de tu moto

La primera decisión a tomar es: ¿debo elegir un seguro a todo riesgo o a terceros? Pues el factor decisivo para elegir el adecuado es la antigüedad de tu moto. Si es nueva (ojo: no de segunda mano), un seguro a todo riesgo puede ser la mejor elección. Según un estudio de la Organización de Consumidores, cuando nuestra moto tiene 6 años o más años de antigüedad, es mejor optar por un seguro a terceros.

 

¿Por qué? Un seguro a todo riesgo incluye una indemnización en caso de siniestro, pero las aseguradoras siempre pagarán el valor de tu vehículo teniendo en cuenta la depreciación de su precio…y, según este cálculo, cuando pasan de 6 años, ya no sale rentable pagar un seguro a todo riesgo comparado con la cantidad que te pueden abonar en caso de siniestro.

Qué uso haces de la moto y cuántos kilómetros recorres

Cuanto más uses la moto, más tiempo pasas en expuestos y más posibilidades hay de sufrir un accidente. Teniendo en cuenta esto, si eres de los que usa la moto a diario, debes optar por un seguro con más coberturas que si sólo la usas temporalmente o en fines de semana. Lo mismo ocurre con el tipo de trayecto que haces: en ciudad las posibilidades de accidente aumentan, mientras que si eres un rutero, deberás tener en cuenta factores como la asistencia en carretera y cobertura por viaje.

consejos-elegir-seguro-moto-1

Lugar de estacionamiento

Si tu moto duerme en el garaje o en la calle es algo muy relevante para las compañías de seguro. Y seguro que conoces la razón: en un garaje las posibilidades de robo disminuyen, especialmente en ciudad, actos vandálicos, incendios, así como los daños por incidencias por climatología, como por ejemplo inundaciones o granizadas.

Tipos de coberturas de seguro para moto

Una vez sabes cuáles son tus necesidades, es hora de mirar qué coberturas ofrecen las aseguradoras, especialmente si vas a hacerte con un seguro a terceros ampliado. Estas son las coberturas más comunes:

Seguro del conductor

El seguro del conductor te cubrirá los gastos médicos que puedas tener incluso siendo tu el culpable del accidente. Esta cobertura puede ampliarse tanto como se quiera (siempre teniendo en cuenta el incremento del precio de la póliza) e incluso que incluya indemnizaciones en caso de invalidez o fallecimiento.

Depende de tu experiencia, el precio va a variar.

Si habitualmente llevas paquete, te interesará saber que también existen coberturas para pasajero de moto. Como el seguro del conductor, cubrirá los gastos médicos, pero por desgracia suelen ser cantidades más bajas que las del conductor.

Cobertura por robo de moto

Esta indemnización te permitirá que el seguro te pague el valor de tu moto en caso de robo por un tercero. Se trata de una de las coberturas más solicitadas – según un estudio realizado por ICEA, 4 de cada 10 motos tienen este tipo de coberturas – y no es de extrañar viendo las preocupantes cifras de robos de motos. Pero hay que leer bien las condiciones de esta cobertura, porque hay compañías que diferencian el robo del hurto y quizás no cubran ambas circunstancias.

Cobertura por incendio de moto

Esta clausula cubre en casco de incendio, incluyendo una explosión o la caída de un rayo, cuando el causante no es un tercero. La mayoría de veces, esta cobertura funciona como indemnización como pérdida total del vehículo, no para daños ocasionales.

Cobertura de trámite de multas

Con esta cobertura, tu aseguradora gestionará las sanciones que te impongan. Puede pagar el importe de la sanción, así como gestionar y pagar un recurso legal en caso de que consideres la multa injusta y quieres luchar por ello. También puede cubrir los gastos de hacer un cursillo para la recuperación de puntos en caso de pérdida del carné.

Cobertura de asistencia en carretera y de viaje

Otra cláusula bastante popular, la cobertura de asistencia en carretera nos cubre en caso de que nos veamos obligados a necesitar de una grúa o asistencia mecánica en mitad de una ruta. Por otra parte, la asistencia de viaje, cubre los gastos de los usuarios del vehículo, ya sea por asistencia médica o desplazamiento personal tras no poder continuar con nuestra moto. Algunos seguros incluyen ambas asistencias en la misma cobertura mientras que otras diferencian.

Cómo añadir conductores ocasionales en moto

Si vamos a compartir la moto con otro usuario, es aconsejable hacernos un seguro que incluya conductor ocasional. En este tipo de seguro existe un conductor principal junto con uno o más conductores adicionales que, en caso de daños en la moto, también quedan cubiertos por el seguro.

Pero ojo: no todas las compañías lo permiten y obligan a cubrir este riesgo de manera nominal. Es decir, que el conductor, propietario del vehículo y tomador del seguro (quien contrata y paga el seguro) son la misma persona.

Seguro de moto para circuito. ¿Hace falta asegurarla?

Si eres de los que tiene una moto sólo para rodar en circuito, esté o no matriculada, has de saber que también existen seguros para cubrir los daños en pista. No es obligatorio, pero sí aconsejable, ya que en el circuito se busca el límite… y muchas veces se encuentra con sus consecuencias materiales.

Están disponibles tanto para circuito de asfalto como pistas de off-road. Un factor que hay que tener en cuenta es si el seguro incluye cobertura en competiciones o sólo es para tandas y si debemos estar federados para poder hacernos con esta cobertura; unas condiciones que varían según la aseguradora.

Formas de pago del seguro de moto. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Como cualquier producto financiero, las pólizas se pueden pagar en una única cuota o por pago fraccionado, ya sea mensual, trimestral o semestral. La cuota única, es decir, el pago inmediato de la póliza anual, es la opción más económica ya que los pagos fraccionados suelen tener recargo. Además, este recargo se incrementa a medida que más lo fraccionemos… ¡así que mejor rascarse el bolsillo de una sola vez!

Cómo cancelar el seguro de moto

Si ya tienes un póliza pero quieres cambiar de compañía, atento porque no puedes hacerlo de hoy para mañana. Según el artículo 22 de la Ley de Contrato del Seguro, debemos comunicar a la compañía con un mes de antelación (30 días hábiles), mínimo, la cancelación de nuestra poliza. Si no se realiza respetando este periodo de tiempo, la compañía puede renovar la póliza por otro año de manera automática.

Para realizar esta cancelación, hay que formular una notificación por escrito conforme a ello y seguir los trámites pertinentes que exija cada compañía.

Esperamos que con toda esta información, elijas el que mejor te convenga. Como siempre, nos puedes comentar lo que quieras en el apartado de los comentarios.

Comentarios

Deja un comentario

Escribe un mensaje por favor.
Escribe tu nombre por favor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *