Excelente
6020 Valoraciones
Trustpilot 5 stars
  • Blog
  • Favoritos
  • Tus pedidos

Motos legendarias: Montesa Impala

Planeta motero 23 mayo, 2019

Hablamos de…

No se trata de un revival vintage ni de una moda café-racer: actualmente hay más de 2500 Montesa Impala en circulación; se trata de la moto ‘Made in Spain’ que mejor ha aguantado el paso del tiempo y muchos aún le declaran amor eterno.

Si pensamos en un coche español icónico, inevitablemente se nos viene a la mente el Seat 600. Pero en el campo de la moto la elección es mucho más difícil: gracias a la enorme cantidad de marcas nacionales que existieron, tenemos una gran diversidad de vehículos clásicos en nuestros garajes.

Las Tralla de Bultaco, la Yankee 500 de Ossa, la Ducati 24 Horas de Mototrans o las trialeras Cota y Sherpa T, son algunos de los modelos más emblemáticos y que ahora ocupan un lugar especial en nuestra memoria. Y en esta lista, la Montesa Impala dispone de una posición privilegiada. Desde su lanzamiento en 1962, ha sido una de las más populares gracias a un diseño elegante y una mecánica sencilla y fiable.

Montesa Impala: cómo nació

La Impala fue el fruto de la mente de Pere Permanyer. Cuando Paco Bultó y parte del cuerpo técnico abandonó Montesa por desavenencias con la directiva – escisión que llevaría a la creación de Bultaco – Permanyer se encontró al frente del departamento técnico. De esta manera pudo llevar a cabo un proyecto que al llevaba tiempo dándole vueltas: una moto cómoda, robusta y fiable propulsada por un monocilíndrico de 175cc y ciclo de dos tiempos.

motos-legendarias-montesa-impala-motor

De esta manera, creó un diseño totalmente nuevo, tanto de motor como de chasis; una máquina de nueva generación con la que Permanyer logró tener un motor de bajo consumo para la época, pero capaz de llegar a los 100 km/h.

Así pues, en 1962 Montesa lanzó al mercado la Impala Turismo 175 y su versión deportiva Sport, llevándose ese mismo año el premio Delta d’Or al mejor diseño industrial de la asociación ADI-FAD. En años posteriores aumentaría la cilindrada a 250cc y se crearían más submodelos, como la Impala Comando, una versión económica de la que se produjeron más unidades que cualquier otra o la Impala Kenya, que presentaba ligeros cambios estéticos, ruedas de 17” y depósito de menor capacidad para hacerla más ligera. Además, la base mecánica llevaría al desarrollo de modelos de motocross y su motor también sirvió de base para la futura trialera Cota 247.

motos-legendarias-montesa-impala-175

La ‘Operación Impala’ y los éxitos deportivos

Para su promoción, se ideó una gran aventura por África a fin de mostrar su gran fiabilidad y prestaciones; una propuesta novedosa, ya que aún no existían competiciones como el Dakar. Cinco pilotos de la marca y tres de los nuevos prototipos fueron enviados a Ciudad del Cabo con la intención de remontar todo el continente hasta Túnez y finalizar en Barcelona tras veinte mil kilómetros de aventura titulada como ‘Operación Impala’. Durante cien días recorrieron selvas, atravesaron ríos y caminos desérticos en una de las maniobras de publicidad más exitosas de la década y de la que, en 2012, con motivo del 50 aniversario, se realizaron un documental y un libro.

motos-legendarias-montesa-impala-operación

Otra fuente de promoción mediática fue la competición. Las diferentes versiones de la Impala 250 compitieron en las numerosísimas carreras que salpicaban el país, desde subidas en cuesta, rallys de regularidad y tours. Con la Impala, Montesa se adjudicó el Campeonato de España de Velocidad, el de Resistencia y dos triunfos en la carrera española más prestigiosa para motos derivadas de serie: las 24 Horas de Montjuïc.

En la montaña mágica, las monturas nacionales se enfrentaban entre sí pero también era una de las pocas oportunidades que tenían para luchar de tú a tú contra las marcas europeas de la época: Triumph, Norton, BSA, Ducati, Guzzi, Velocette, BMW… En 1963 las Impala tuvieron un estreno impecable los hermanos Jorge y Enrique Sirera encabezaron un triplete para la marca, copando el podio de la clasificación general. Y en 1966 el piloto de fábrica Josep María Busquets y el italiano Francesco Villa, establecieron un nuevo récord para la prueba con 102 km/h de media y rozando los 2500 km recorridos sobre su Impala 250 Sport.

motos-legendarias-montesa-impala-24h

La Impala 2 y el final

Montesa dejó de fabricar el exitoso modelo diez años más tarde de su lanzamiento comercial. Y también una década después, la Impala resurgió cuando en 1982 la marca actualizó el modelo, bautizado como Impala 2 y que ofrecía algunos elementos renovados como las llantas, el depósito de fibra o el encendido electrónico y estaba disponible en cilindradas de 175 y 125. La Impala 2 fue el último modelo que la marca comercializó hasta su compra por Honda a mediados de los ochenta, cesando su producción en 1989.

motos-legendarias-montesa-impala-2

Pero la historia no acaba aquí: en 2016 un prototipo lanzado por Honda-Montesa, llamado Impala 3 hizo despertar viejas pasiones y captar la atención de la prensa. Se trataba de un kit de adaptación para la CB500F, cuyo motor bicilíndrico de cuatro tiempos poco recuerda al modelo original pero sí su cuidada estética. La idea quedó en el congelador, pero la vuelta del mito tuvo una gran acogida entre la afición motera… ¿veremos un retorno de la Impala en el futuro?

Una legión de fans

Se estima que más de dos mil quinientas unidades de las 58.774 Impala que se fabricaron siguen en orden en marcha, lo que supone cerca del 5% de la producción total. Una cifra que explica por qué aún es posible verla y oírla por las calles de ciudades como Barcelona.

Existe toda una red especializada de talleres y recambios, se pagan hasta tres mil euros por una unidad restaurada. Incluso tiene su propio motoclub, que cada año organiza la ‘Impalada’, un evento capaz de reunir medio millar de orgullosos propietarios. Esperamos que resista el paso del tiempo como logró aguantar la dureza de África en su lanzamiento.

Comentarios

Deja un comentario

Escribe un mensaje por favor.
Escribe tu nombre por favor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *