Excelente
5011 Valoraciones
Trustpilot 5 stars
  • Blog
  • Tus pedidos

La Rabassada, la carretera canalla de Barcelona

Planeta motero 24 enero, 2019

Hablamos de…

La Rabassada: no hay motero de Barcelona y su área metropolitana que no la conozca; un lugar de culto del motor que tiene su propia leyenda deportiva y, también, una cara oscura. Esta es la historia.

Un puerto de montaña en la ciudad

Oficialmente denominada BP-1417, la Rabassada (aunque haya gente que también la conozca como la carretera de la Arrabassada), es una carretera que une Barcelona con la población de Sant Cugat del Vallès. Un recorrido de 11,5 kilómetros atravesando la sierra que corona la capital catalana, Collserola. Por ello tiene un componente mágico: en unos segundos se pasa de la jungla del asfalto a un puerto de montaña con excelentes vistas sobre la ciudad.

mirador-rabassadaLas vistas que ofrece la carretera de la Rabassada de Barcelona son sencillamente espectaculares. (Foto: mibauldeblogs.com)

Una carretera que también está rodeada de una leyenda negra. Según datos oficiales, es la carretera catalana con más riesgo de accidentes. Cada fin de semana es fácil encontrarse otros aficionados al motor disfrutando de sus bondades y algunos apuran demasiado los límites; una Mulholland Drive en Barcelona.

Pero, ¿cómo se ha convertido esta carretera en un epicentro motero?

Barcelona y las motos, una relación de amor

La Rabassada es un punto motero dentro de una ciudad motera: Barcelona es la ciudad europea con más motocicletas por habitante; actualmente aún representan más del 20% del parque de vehículos. Y le viene de lejos: desde la industrialización de la ciudad, las motos han formado parte de su paisaje. Las grandes marcas nacionales nacieron a su alrededor: Montesa, Bultaco, Derbi, Ducati Mototrans, Ossa… y como no podía ser de otra manera, esta afición también tiene una vertiente deportiva.

subida-en-cuesta-rabassada-noticiasLa abundancia de industria motociclista nacional en el área metropolitana barcelonesa ayudo al crecimiento de la prueba y a su impacto mediático.

Los pioneros de la competición en la ciudad fueron un grupo de aficionados de la alta sociedad barcelonesa, agrupados bajo el nombre de Peña Rhin. A principios del siglo XX, ellos crearon las primeras carreras de motor en Cataluña, entre ellas “La Subida en Cuesta de La Rabassada”.

Antes de la existencia de otras vías rápidas más modernas, la sinuosa Rabassada era uno de los puntos más transitados para los vehículos comerciales para salir o entrar de Barcelona, hecho que llevó a su reasfaltado a principios de los años 20. Pero también era la carretera de acceso al Casino de La Rabassada, un centro recreativo de lujo, con hotel y parque de atracciones incluidos, que fue muy popular entre la burguesía de la ciudad condal. Todo ello llamó la atención de la Peña Rhin, que convocó la primera subida en cuesta para motos y coches en 1922 y no tardó mucho en convertirse en una de las citas anuales más importantes a nivel nacional.

La herencia deportiva

Seleccionando los primeros cinco primeros kilómetros con salida desde Barcelona, la Peña Rhin estableció el tramo que daría fama a la carretera. Actualmente, las subidas en cuesta no están entre los eventos más importantes del calendario (a excepción de la Pikes Peak), pero antiguamente eran uno de los formatos más populares. “La Raba”, como se le llama coloquialmente, requería destreza e hilar fino las trazadas, siendo una de las favoritas para muchos pilotos. El numerosísimo público se concentraba en la curva de La Paella, el Mirador, la Font de Tenebrosa…nombres emblemáticos de este pequeño Nürburgring.

mapa-subida-en-cuesta-rabassadaMapa original de la subida en cuesta, con los diferentes kilometrajes fruto de cambios ¡y errores en la medición!

Prueba de ello es su palmarés, que incluye los mejores pilotos nacionales de varias épocas: Fernando Aranda, Ricardo Fargas (récordman con 6 victorias), Quique De Juan, Josep María Mallol, Min Grau, entre otros. Aparte de las motos, también se disputaba la carrera para coches, atrayendo a nombres internacionales como Rudolf Caracciola pilotando una de las originales ‘flechas plateadas’: el Mercedes-Benz SSK.

subida-en-cuesta-rabassada-1970La competiciones de subida en cuesta fueron muy populares hasta los años 80; en la foto un participante de la edición de 1970.

Entre 1922 hasta 1983, se disputaron 32 ediciones de la Subida. Los problemas administrativos y las molestias que causaban a los vecinos el corte de la carretera y el desplazamiento de tantos aficionados a La Rabassada puso fin a la competición a pesar de que seguía gozando de popularidad. Basta con mirar algunos de los inscritos de esa última edición: Ángel Nieto, Ricardo Tormo, Joan Garriga, Sito Pons o el último vencedor, Carles Cardús.

Cómo llegar a La Rabassada

El inicio de La Rabassada, partiendo desde Barcelona, se encuentra en la salida 6 de la Ronda de Dalt. Justo encarrilamos esta salida, nos encontramos una rotonda que nos deja a la entrada de la BP-1417, nuestro objetivo.

La salida de “La Subida en Cuesta” está apenas unos metros más adelante, en el cruce entre la carretera y la Calle de Gutenberg. De ahí, el histórico tramo se enfila montaña arriba durante 4,6 kilómetros hasta llegar a la pequeña recta que, más adelante, nos lleva al cruce con la BV-1418 (otro bonito puerto de montaña con Barcelona a sus pies).

Comentarios

Deja un comentario
Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, function '' not found or invalid function name in /var/www/motocard-blog/wp-includes/class-wp-hook.php on line 284

Escribe un mensaje por favor.
Escribe tu nombre por favor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Yo

    La rabassada dice estos no conocen la rebassada os habeis dejado unos detalles que solo conocen unos pocos la curva del bacalao la recta de la fanta la curva de la paella eso solo lo conocen unos cuantos yo e visto las carreras i llevarnos balas de paja cuando las ponian en las curvas antes de la carrera i hemos visto acidentes que te quitarian el sueńo eso lo emos vivido los vecino de sant genis …

    Responder
  2. mariano

    A día de hoy, ya se encarga la G. Urbana de quitar las ganas de subir, se subía incluso en coche a toda pastilla y es que es una carretera muy agradecida.Ahora es simplemente un pundo elevado con vistas a Barcelona.. La llegaron a asfaltar con algo que impedía prácticamente el derrape Obviamente han habido muchos accidentes pero como en cualquier carretera.El afán de lucro ha vencido a todo un clásico.

    Responder