Excelente
5730 Valoraciones
Trustpilot 5 stars
  • Blog
  • Favoritos
  • Tus pedidos

Mantenimiento básico de tu moto: 5 consejos imprescindibles

Tutoriales y tecnología 1 mayo, 2019

Hablamos de…

El mantenimiento de tu moto es más fácil de lo que crees para alargar la vida útil de tu querida compañera. ¿Qué debes tener en cuenta? En este vídeo te explicamos 5 consejos básicos para que luzca como el primer día.

El mantenimiento de tu moto es esencial para su vida útil y para su correcto funcionamiento. No estamos descubriendo la penicilina, pero muchas veces, ya sea por olvido o por dejadez, no hacemos un mantenimiento básico de nuestra querida moto.

Hacerlo nos puedes llevar menos de tiempo del que creemos con unos sencillos pasos. Palabra de Motocard. Así que hemos querido ofrecerte en este vídeo y en este post los 5 pasos clave para el mantenimiento de tu moto.

Lo primero. ¿Cada cuánto debes hacer un mantenimiento básico de la moto? Depende del uso que hagas de tu moto. Y del tipo de usuario que seamos. Si estamos hablando de una moto off-road, quizás necesitaremos hacer un repaso más a menudo que una de carretera. Lo recomendable es que cada 2 semanas le echemos un vistazo a los 5 puntos que explicamos a continuación.

Comprueba el nivel de aceite del motor

Una de la cosas que más influyen en el mantenimiento de la moto es comprobar el nivel del aceite. Que tu moto se quede sin aceite es malo, muy malo. Así que debes comprobar el nivel mediante la mirilla o bien, mediante la varilla del depósito si la tiene.

Si hace falta, hay que añadir más aceite hasta llegar al nivel recomendado. Siempre debes comprobar el nivel y añadir el aceite recomendado por el fabricante con la moto recta y en frío. No cuando esté caliente ya que el aceite está dispersado por el motor y tardará en bajar hasta el cárter.

Cada 5.000 kilómetros es recomendable cambiar el aceite y cada 10.000, el filtro.

La cadena de moto: límpiala, ténsala y engrásala

Tal y como ya te explicamos en otro tutorial, tener correctamente tensada, limpia y engrasada la cadena de moto es primordial para su salud. Es uno de los elementos básicos del sistema de tracción.

Recomendaciones: usa un paño suave para limpiarla y utiliza productos específicos, tanto para limpiarla como engrasarla.

Si necesitas más información al respecto, puedes echar una vistazo al vídeo en nuestro canal de Youtube.

Mantén la presión de los neumáticos adecuada

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta para tener la moto siempre en perfecto estado es el de comprobar la presión de los neumáticos. ¿Cada cuánto? Depende del uso que le des a la moto, pero no debe sobrepasar los 15 días.

Para ello, debes consultar la presión recomendada en el libro de mantenimiento de tu moto. Depende de la carga que vayas a llevar, del tipo de moto, etc.

Así que, no llevar la presión de los neumáticos adecuada puede ser muy peligroso para tu seguridad.

¿Cómo comprobamos la presión?

Para comprobar la presión, es ideal tener un indicador de presión digital, que no ocupa mucho espacio y es muy preciso. Si nos acercamos a una gasolinera, también lo podemos comprobar con el manómetro.

Para saber la presión recomendada para los neumáticos de tu moto, es necesario que lo consultes en el manual del usuario. Ya sabes: la Biblia de nuestra moto. Generalmente, en condiciones normales suele ser de 2.3 en la rueda delantera y de 2.9. pero repetimos, consulta este dato en el manual.

Igualmente, hay que vigilar que los neumáticos no estén muy gastados. Si está liso y no tienes una moto precisamente Racing, querrá decir que te has pasado “3 pueblos” y llevas las gomas al límite. Ye te imaginarás que debes cambiarlos.

Cada cuánto cambiar los neumáticos de tu moto

Precisamente, periódicamente hay que comprobar el desgaste de los neumáticos. Según el código de circulación, la profundidad de las ranuras del neumático no debe ser menor que 1,6 mm. Actualmente, la mayoría de fabricantes incorporan un “chivato”, una marca para comprobar el desgaste del dibujo.

Este es un buen indicativo ya que no existe una ciencia cierta en cuanto a cambiar los neumáticos: no hay un dato establecido de que cada 10.000 kilómetros debes cambiarlos, por poner un ejemplo.

A veces, si tu moto ha estado expuesta al frío y a la lluvia del invierno, puede ser que los neumáticos se hayan cristalizado: como si estuvieran muy duros y no se gastasen nunca. Eso quiere decir que no trabajan como deberían y es el momento de cambiarlos.

Igualmente, si los neumáticos presentan alguna deformidad, alguna grieta exterior, ha tenido un pinchazo, etc, también deberás cambiarlos inmediatamente. 

Cómo comprobar el líquido de frenos de tu moto

Comprobar el nivel del líquido de frenos también es una tarea básica para el mantenimiento de tu moto. Para ello, deberás comprobarlo en los depósitos destinados a ello. En la parte delantera, en el manillar, encontrarás el depósito de expansión. El nivel debe estar entre el mínimo y el máximo. Así que, si está bajo, añadiremos un poco más. Si derramamos algo de líquido, límpialo rápidamente ya que puede ser altamente corrosivo con la pintura de tu moto.

Dependiendo de tu moto, para el freno trasero encontrarás otro depósito de expansión o una mirilla a no ser que tu moto tenga un freno trasero de tambor.

Un recomendación: si necesitas cambiar el líquido de frenos, quizás sea mejor que la lleves directamente a un taller para ello. No te compliques la vida que ya de por sí, es muy complicada.

En cuanto al sistema de frenos, también es aconsejable mirar cómo están las pastillas de freno delanteras. Si hay ferodo (la parte negra que queda entre la pastilla y el disco), querrá decir que no las tenemos que cambiar. Si no, cámbialas.

Cómo limpiar los bornes de tu batería de moto

Tener la batería en perfectas condiciones es otro fácil proceso que podemos hacer en pocos minutos y que, a la larga, nos puede ahorrar más de un problema.

Para ello, periódicamente es recomendable revisar los bornes de la batería para evitar su sulfatación, ya sabes, su calcificación. Si pasa esto o están algo sueltos, la batería suele darte problemas. Por ejemplo, puede no generar la electricidad suficiente y puede no cargarse correctamente.

Para ello, con la moto apagada y con la ayuda de un destornillador, desconectaremos primero el polo negativo y después el positivo. Los limpiamos con bicarbonato sódico diluido con agua y rascamos los bornes con un cepillo de cerdas metálicas. Pasamos un trapo, es recomendable aplicarles una capa de vaselina y volvemos a conectarlos: primero el positivo y después el negativo.

Desconecta la batería de tu moto si va a hibernar

Por último, una última recomendación: si eres de los que les gusta hacer hibernar la moto, recuerda que es aconsejable desconectar la batería de la moto para que no se nos descargue cuando volvamos a querer volver a cogerla.

Conclusión

Ya ves que no hace falta ser un experto en mecánica para hacer un mantenimiento básico de tu moto. Con estos 5 sencillos pasos alargarás la vida útil de tu querida compañera y la tendrás siempre lista para salir a rodar con tus colegas.

Como siempre, nos puedes comentar lo que quieras en el apartado de los comentarios.

Comentarios

Deja un comentario

Escribe un mensaje por favor.
Escribe tu nombre por favor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *